Liderar es un reto, no una obligación

Uno de los factores que determina el éxito de los corredores de ultramaratón desértico es utilizar estrategias para afrontar el sufrimiento, es decir, en lugar de tratar de eludir la realidad, deciden ver su extrema incomodidad como un desafío que eligen afrontar.

«Cuando estamos en nuestra zona de confort, no estamos creciendo» Nidhi Tewari

Si el liderazgo es nuestro fin, empecemos a buscar desafíos y a desarrollar estrategias que nos ayuden a enfrentarnos a ellos como un reto, no como una obligación. Cuando desarrollamos nuevas capacidades utilizando nuestros recursos personales, mejoramos nuestro autoconcepto, elevamos nuestra autoestima y nos sentimos más auténticos.

El debate acerca de si el líder nace o se hace es bien conocido, aunque, al menos en este caso, la autenticidad sería deseable que no tuviera que ser aprendida, sino que fuera un rasgo innato, pero todo puede mejorarse y trabajar para superar barreras también tiene mucho que ver con liderar.

La pregunta que nos debemos hacer es si tenemos la actitud de lucha y esfuerzo para conseguir una meta que demuestran los corredores de maratón, porque son los pilares sobre los que se sostendrán nuestras acciones posteriores.

«La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter» Albert Einstein

Nuestra fortaleza interior se mostrará en el exterior y reforzará nuestra presencia ante los demás.

La presencia es uno de los rasgos que distinguen a los grandes líderes, porque está ligado a ser y mostrarse real y verdadero, dos de las características que los hacen auténticos.

Me encanta el comentario de Simon Sinek, en el que dice que para incrementar la presencia, lo primero es “no pretender ser algo que no eres”, a partir de ahí, él mismo nos ofrece una serie de consejos que nos pueden ayudar:

  • Mantén la consciencia situacional, desarrolla la capacidad de “leer” lo que está pasando frente a ti, no te dejes llevar por la situación, el resto de las personas notarán que estás pendiente de ellas en lugar de preocuparte por tu actuación
  • Todo lo que dices es relevante, tu posición hace que en muchos casos tus comentarios se magnifiquen o se puedan entender como una intención de degradar, por tanto, tus intervenciones deben ser claras y concisas.
  • Cuida la imagen que proyectas y tu comunicación no verbal, porque más allá de nuestros gustos personales, debemos tener presente la imagen que los demás construyen de nosotros al ver cómo nos presentamos y nos comportamos. Aunque no podemos acertar con todos, en cierta medida, todos sabemos cómo acertar en ambos casos.
  • Protege al grupo, tu rol es el de líder y eso es lo que los demás buscarán en ti, no debes olvidar que cuando el grupo busque confianza, seguridad y protección, girarán la cabeza hacia su líder.
  • Abraza tu idiota interior, permítete ingenuidad, curiosidad e ignorancia, ser la persona que estará al frente no quiere decir que no puedas tener preguntas, dudas o inseguridades en algún momento, es tan evidente, que tratar de ocultarlo te restará impacto.

No puedo dejar de relacionar mentalmente presencia y referencia, ya que son dos conceptos vitales para los líderes, en gran medida por su valor para incrementar la credibilidad ante los demás, por supuesto, siempre que sus comportamientos estén alineados con sus mensajes.

Aunque muy sutil, la diferencia fundamental entre estos dos rasgos tan característicos en los grandes líderes es que la presencia está más ligada al acto de estar, la apariencia, el aspecto de la persona y la referencia está asociada a los actos que realizas, ser ejemplo, modelo o relación.

Estamos hablando en primer término de cómo me muestro a los demás y en el segundo caso en cuáles son los comportamientos que los demás tomarán o no como ejemplo de conducta.

La presencia es la intención de lo que la referencia demuestra

Los líderes auténticos son un claro ejemplo de integridad, ya que sus intenciones se ven corroboradas por sus actos, por tanto, presencia y referencia son características ligadas a la autenticidad.

Seguro que a todos nos gustaría saber cómo nos perciben, aunque tenemos una forma de intuirlo, reflexionar sobre si nuestra intención se convierte en realidad… pero ya sabes, #novoyadecidirporti, como siempre #tueliges

Foto de Silas Baisch en Unsplash

También puede gustarte...

Deja una respuesta